add wishlist show wishlist add compare show compare preloader
Carlota Olaizolamedicina natural

Comportamiento, cuidado y salud

Comportamiento, cuidado y salud - Farmacia Carlota Olaizola

Siempre relacionamos nuestra salud con un trastorno visible o sensible físicamente. Podríamos decir que un dolor, un malestar o un eccema son enfermedades. Pero lo que nunca hemos pensado es que haya carencias, falta de algunos componentes de la dieta que nos pudieran llevar a enfermar o que ya estemos enfermos por ellos. Sabemos por encima que la falta de vitamina C nos llevará al sangrado masivo de nuestras encías y a su estado tumefacto y fofo, entre otros síntomas conduciéndonos a la muerte al final. Igualmente la falta de vitamina B1 o tiamina sabemos que produce beri-beri y conocemos que esta enfermedad desaparece cuando tomamos cereales integrales. Pero lo que no sabemos muchas veces es que la falta de una vitamina B nos llevará a un comportamiento violento sin límites que nos hará delinquir, y es que en USA tras analizar a muchos de los presos de la galería de la muerte se dieron cuenta que algunos de entre ellos tenían una deficiencia importante de esa vitamina. Sólo quiero que pensemos que a veces podemos solucionar problemas graves con decisiones sencillas, lo que pasa es que no lo sabemos.

Pero ¿dónde queremos llegar? Es importante divulgar que la salud es un equilibrio multifactorial y en el que influye nuestro estado de ánimo tanto como nuestra higiene así como nuestra dieta, nuestra forma de vida y la manera en la que nos medicamos. Todo es importante pero es de destacar que sin gasolina y sin que esa sea la adecuada el coche no anda. Así nuestra dieta debe de ser la correcta desde el punto de vista nutricional y debiera reportarnos todos aquellos nutrientes que no somos capaces de sintetizar y aquellos que nos llevarán a obtener la energía necesaria para su funcionamiento así como los elementos precursores para formar otras moléculas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestra fisiología.

Vamos, hay mucho que decir, ya seguiremos desarrollando cada punto pero como moraleja diremos que:

"Antes de pensar en cuidarse, hay que informarse no vaya a ser que en nuestro afán de curarnos enfermemos"

Comentarios

    Escribe un comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados

    Los comentarios deben aprobarse antes de aparecer

    Related Posts